La Directiva marco del agua (DMA): aspectos clave para España

La Directiva marco del agua (DMA): aspectos clave para España
Imagen de RODRIGO GOMEZ

Imaginamos que te estarás preguntando por qué España está llevando a cabo una revisión de sus planes de cuenca y, por ende, de su Plan Hidrológico Nacional (PHN). La Unión Europea aprobó en el año 2000 la Directiva marco del agua (DMA) por la que se establecía un marco comunitario en la política de aguas. La aplicación en el plano práctico de esta norma comunitaria supone un reto complejo para los Estados Miembros, entre ellos España, que se halla actualmente inmersa en el proceso de planificación hidrológica que debe estar finalizado en diciembre de 2013.

El establecimiento de un marco común para la protección de las distintas aguas (continentales, de transición, costeras y subterráneas) es el objeto de la DMA. La máxima que persigue es alcanzar un buen estado de los ecosistemas acuáticos del conjunto de la Unión Europea, así como las necesidades de agua de los ecosistemas terrestres y de los humedales directamente dependientes de los ecosistemas acuáticos.

Pero, ¿cuáles son los objetivos que deben perseguir los planes de cuenca que apruebe el Gobierno español para cumplir con la DMA? Según el Ministerio de Medio Ambiente, esta directiva introduce las siguientes novedades:

  • Concibe la planificación hidrológica a partir de las fronteras naturales, no con los límites administrativos de las regiones o de los Estados nacionales. Esto implica necesariamente la cooperación en materia del agua.
  • Garantiza la participación activa de todas las partes interesadas en el proceso de planificación hidrológica.
  • Promueve un uso sostenible del agua basado en la eficiencia, racionalidad y protección a largo plazo de los recursos hídricos disponibles.
  • Se amplía el contenido de los planes incorporando aspectos sobre presiones e incidencias antrópicas, caudales ecológicos, reservas naturales fluviales, zonas protegidas, redes de control y análisis económico del uso del agua, entre otros.
  • Se incorpora al proceso la Evaluación Ambiental Estratégica, con vistas a garantizar la integración ambiental de los planes hidrológicos.
  • Introduce la obligación de elaborar un programa de medidas para la reducción progresiva de los vertidos, de las emisiones y las pérdidas de sustancias prioritarias.

Desde su origen, el Trasvase Tajo-Segura fue concebido como una infraestructura capaz de solucionar los problemas de sequía del Levante español. Una meta que se ha conseguido y que actualmente tiene un importante impacto social y económico en España. ¿Conoces ya todos los beneficios que nos aporta este Acueducto? Te los contamos aquí.

Related Posts

Deja un comentario