NUESTROS AGRICULTORES NO SON DE «USAR Y TIRAR»

NUESTROS AGRICULTORES NO SON DE «USAR Y TIRAR»

La campaña “Agricultores de usar y tirar” visibiliza las trabas al sector agrícola para trabajar con dignidad

Esta iniciativa del SCRATS denuncia problemas como la falta de agua y las subidas de costes de materias primas y suministros

 

El Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (SCRATS) ha lanzado la campaña “Agricultores de usar y tirar”, que busca visibilizar las diferentes trabas que el sector agrícola español sufre para realizar su trabajo. Este sector ha demostrado ser esencial durante décadas en nuestro país y con más importancia si cabe durante la pandemia. “Pero los profesionales del campo español ahora han sido abandonados ante la ingente cantidad de problemas que les impide producir alimentos saludables con seguridad y dignidad. Tras pasar esos momentos de absoluta esencialidad, se han convertido en agricultores de usar y tirar”, manifiesta Lucas Jiménez Vidal, presidente del SCRATS.

Unos problemas que todo el campo español sufre derivados de la subida de costes de materias primas y suministros. Son situaciones que se producen a lo largo y ancho del país, cada zona con sus propias situaciones, pero todas ellas con problemas comunes. Porque el sentir común del sector agrícola español es el de ser ignorados, ninguneados,  siendo los profesionales del “si te he visto no me acuerdo”.

También falta de agua

Además, a estos problemas generales, al Levante español, se le suma el sufrimiento de la escasez de agua. Almería, Murcia y Alicante son zonas de rica producción agrícola, donde se emplea a cerca de 107.000 personas. Desde hace 43 años el Trasvase Tajo-Segura proporciona los recursos hídricos necesarios para esta labor, una infraestructura que está siendo objeto, paulatinamente y sin criterio objetivo alguno,  de reducción en sus envíos de agua por decisión del Ministerio para la Transición Ecológica.

 

Una medida que se verá agravada caso de que prospere el aumento de caudales ecológicos en algunos tramos del río Tajo. Decisión esta que no está, a nuestro modo de ver, circunscrita a estrictos criterios técnicos y que no solucionará los problemas medioambientales del río Tajo, que requieren de un conjunto de medidas entre las sobresale una correcta depuración de las aguas procedentes de las poblaciones de su entorno. “De confirmarse esta decisión del Gobierno de España se estaría finiquitando la agricultura levantina. Un sector para el que el agua desalada –de escasa mineralización, cuya producción requiere una ingente cantidad de energía lo que la hace excesivamente cara- no es la solución alternativa al Trasvase”, apuntan desde el SCRATS.

Dar visibilidad

 “Esta situación de abandono se debe hacer visible a toda la sociedad, que tanta necesidad tiene de acceder a productos frescos, saludables y de calidad que se cultivan en los campos españoles”, señala el presidente del SCRATS.

Para ello se ha creado la web http://agricultoresdeusarytirar.com, donde se ofrece toda la información. Además, se va a desarrollar una importante campaña publicitaria en medios de comunicación y redes sociales, con el objetivo de llegar a toda la sociedad. “Es importante concienciar sobre esta realidad que debe revertirse cuanto antes. Nuestro campo, tan vital para todos, necesita ayuda y apoyo urgente”, afirma Jiménez Vidal.

 

 

 

 

 

Deja un comentario