Climatología adversa en el Sureste español

La aportación de agua que representa el Trasvase Tajo-Segura incide, de manera muy positiva, en el desarrollo del día a día de las poblaciones de la zona del Sureste español, una de las más afectadas por la escasez de agua en España.

En los cuatro primeros meses del 2015, se registraron lluvias de menos de siete litros por metro cuadrado en el área de Alicante, Murcia y Almería, la cantidad de precipitaciones más baja en el último siglo. Estas cifras se equiparan con las precipitaciones que se pueden registrar en una zona tan árida como el desierto del Sáhara y son un 90% inferiores a las que se dan habitualmente en las poblaciones de esta región del Sureste español.

Esta situación es considerada como preocupante por parte de los expertos españoles en climatología e hidrología, ya que no es un hecho puntual que se haya dado, únicamente, en los primeros meses del 2015. El observatorio de AEMET, establecido en Alicante desde la década de los 40, ha definido este periodo como el más seco de la historia. De hecho, ha llovido en esta zona del Sureste español un 78% menos que los registros considerados normales a lo largo de la historia. En definitiva, con estas cifras sobre la mesa, se puede afirmar, sin ningún tipo de dudas, que las provincias de Alicante, Murcia y Almería han sido las más castigadas por la escasez de agua permanente en 2015.

En este contexto, la realización del Trasvase Tajo-Segura se convierte en el apoyo perfecto a la hora de luchar contra las escasas precipitaciones en el Sureste español. Hay que tener en cuenta que el agua es el elemento fundamental que mueve las dos grandes industrias de los pueblos de estas tres provincias: la agricultura y el turismo. Gracias al agua proporcionada por el trasvase, su desarrollo está garantizado.

Deja un comentario