Dieta equilibrada rica en frutas y verduras

Las frutas y verduras son parte fundamental de una dieta sana e indispensables en la alimentación porque tienen poco contenido en grasas y aportan vitaminas, minerales esenciales, fibra y otras sustancias importantes para la salud. Además poseen fitonutrientes que pueden ofrecer protección frente a enfermedades degenerativas, contribuyendo a una menor mortalidad total y a una mayor expectativa y calidad de vida.

El consumo de al menos, cinco raciones de frutas y hortalizas al día, contribuye a llevar una alimentación equilibrada y juega un papel importante en cualquier etapa de la vida.

Dos raciones de fruta y tres de verdura al día aportan gran cantidad de agua; vitaminas, hidrosolubles como la vitamina C, el ácido fólico y pequeñas cantidades de otras vitaminas del grupo B y gran número de minerales, con sus consecuentes beneficios para la salud.

Asimismo, cabe destacar que consumir diariamente frutas y hortalizas frescas ayuda a prevenir distintas enfermedades como las de naturaleza cardiovascular, los trastornos digestivos, algunos tipos de cáncer (pulmón, mama y colón entre otros), enfermedades neurodegenerativas, protege contra la diabetes tipo 2, mejora las funciones del intestino, reduce la presión arterial, además de ayudar en la lucha contra el sobrepeso y la obesidad.

El sureste español concentra un gran porcentaje de la producción española y del mundo de frutas, verduras y hortalizas, por eso la denominan la Huerta de Europa. Todo esto es posible gracias al agua del Trasvase Tajo Segura que es la fuente de vida de todas las cosechas y plantaciones que nos permiten comer saludablemente y tener una dieta equilibrada.

Deja un comentario