El Trasvase de agua Tajo Segura. Desarrollo agrícola y social

El agua es fuente de vida y eso es algo que saben los ciudadanos del Levante español que, gracias al trasvase Tajo-Segura, han conseguido un desarrollo agrario, social y económico de la región. Los tradicionales cortes de suministro de agua han dado paso a una modernización del regadío y una prosperidad impensable hace algunos años. El acueducto ha traído consigo un exponencial desarrollo productivo, haciendo de esta zona la llamada “Huerta de Europa” con unos beneficios de 2.364 millones de euros. Son conocidas por su calidad las frutas y hortalizas de la región, algo que eleva el prestigio local y también de España. Pero su uso no se ha convertido en abuso ya que los agricultores saben lo difícil que es conseguir el agua, por lo que han hecho suyos los principios de eficiencia, calidad, regeneración, sostenibilidad o reutilización.

Esta infraestructura ha permitido mejorar las condiciones de vida de los regantes, creando más de 100.000 puestos de trabajo directo y casi 300.000 indirectos, la mejora de la renta agraria, la competitividad y eficiencia. También ha supuesto un desarrollo rural el ahorro de agua, que ha paliado los daños de las sequías y una modernización tecnológica en sistemas de riego y eficiencia energética.

En lo que respecta al turismo su impacto es altamente positivo por garantizar el suministro de agua a los ciudadanos y a los distintos establecimientos usados por los turistas. En tiempos de crisis es fundamental cuidar un sector que produce en torno al 9,8% del PIB de Murcia y el 12,6% de la Comunidad Valenciana y, en este, el agua es fundamental. Las zonas de Alicante, Murcia y Almería son áreas de gran riqueza turística, por lo que se benefician enormemente del trasvase. El desarrollo económico y social en el Levante español es un hecho gracias a una infraestructura que ha mejorado la vida de sus ciudadanos.

Deja un comentario